Francisco Burillo Mozota nació en 1952 en Paniza, la matria de Maria Moliner. Es catedrático de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza en el Campus de Teruel. Está casado con la oftalmólogo Pilar Cuadrado Carballo y tiene dos hijos, Pilar y Germán.

Con 26 años leyó su tesis doctoral Los ríos Huerva y Jiloca medio en época ibérica, bases para su estudio. Desde 1978 ha realizado su labor docente e investigadora en Teruel. Ha sido director del Colegio Universitario de Teruel, del Instituto de Estudios Turolenses y de la elaboración de la Carta Arqueológica de Aragón. Es académico correspondiente de la Real Academia de la Historia. Y cuenta con más de 300 publicaciones científicas.

En 1979 fundó el Seminario de Arqueología y Etnología Turolense, que edita la revista Kalathos y la serie de Monografías Arqueológicas, que se intercambian con las publicaciones de 280 instituciones nacionales y extranjeras, lo que ha permitido crear una biblioteca de más de 9.000 volúmenes, y desarrollar programas de investigación entre los que destaca el Proyecto Interdisciplinar de Mora de Rubielos y Teruel Ciudad Museo.

Ha sido pionero en la aplicación de la Arqueología Espacial en España, y en 1984 organizó en Teruel el Primer Coloquio Internacional de Arqueología Espacial convirtiendo esta ciudad en centro de referencia internacional en esta materia. Posteriores congresos y números monográficos han dado lugar a que se hayan publicado 28 números de la revista científica de Arqueología Espacial. Durante 16 años ha impartido los Cursos de Arqueología Espacial en la Universidad de Verano de Teruel, lo que ha permitido formar a más de 500 arqueólogos en esta materia. Base del futuro Master de Arqueología Espacial.

Desde el año 1984 dirige en Daroca los Simposia sobre los Celtíberos. En el 2002 crea el Centro de Estudios Celtibéricos de Segeda y en 2004 impulsa la Fundación Segeda Centro Celtibérico, lo que unido a la dirección continuada de 6 proyectos I+D+i le ha permitido desarrollar el Proyecto Ruta Celtibérica, cuya página web (www.celtiberica.com) está traducida al inglés, francés y alemán. Y el Proyecto Segeda, que con sus investigaciones, actividad didáctica, recreación de las fiestas históricas de Idus y Vulcanalia, arqueología experimental han convertido esta ciudad celtibérica en referente internacional de la denominada “Arqueología para la Sociedad”.

El hallazgo en Segeda de un lagar, que demuestra que los celtíberos hacían vino antes de la llegada de Roma, y de un santuario con orientación astronómica, cimentan los dos programas más destacados, que convertirán este lugar en una Dinópolis de la Arqueología Celtibérica en la provincia de Zaragoza. La reconstrucción del lagar y una bodega donde se elabora vino “al modo celtibérico”, base del futuro Museo del Vino de Segeda. Y el proyecto Cosmóbriga, con la creación del único centro de astronomía cultural existente en Europa.

Actualmente, también, lidera el proyecto Celtica Antiqua, o Itinerario Cultural Europeo de los Celtas. Y, de forma especial por su importancia y trascendencia, el Proyecto Serranía Cetibérica, para cuyo desarrollo ha impulsado la creación de la Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica, con criterios de gobernanza de la Unión Europea; y para la realización de transferencias de I+D+i el Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica, (hasta ahora sin financiación) que aspira a ser centro de excelencia y piloto de la Unión Europea para el desarrollo rural. Ha conseguido que las 10 universidades con sedes en la Serranía Celtibérica constituyan mediante convenio la Red de Universidades de la Serranía Celtibérica.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies